La verdad jamás estará en los ignorantes, en los cobardes, en los cómplices, en los serviles y menos aún en los idiotas.

Sectas Destructivas

Por Colegio Oficial de Psicólogos de S/C de Tenerife

Características, funcionamiento y consecuencias psicosociales del fenómeno sectario.

INTRODUCCIÓN

El tema de las Sectas Destructivas, o también llamadas Sectas Religiosas Destructivas, plantea no sólo un problema social de índole delictivo, de estafa y evasión a la hacienda pública, o de penetración en los diferentes sectores de la sociedad, entre otros muchos sino, fundamentalmente, un problema de salud pública.

Porque las sectas destructivas a fin de cuentas son única y exclusivamente eso: Un auténtico problema de salud que está afectando cada vez a mayor número de personas de nuestra sociedad, y que detrás de esta captación de adeptos solamente existe un único y principal motivo: El dinero.

Sin embargo, dentro de la variedad y formas delictivas que las sectas destructivas acometen contra la sociedad, cabe resaltar dos por su amplia envergadura y su enorme peligrosidad. El primero de ellos es la cada vez mayor infiltración de las Sectas Destructivas en los distintos poderes y esferas sociales, destacando especialmente el político, judicial, la abogacía, el educativo y, sobre todo, el empresarial e industrial.

El segundo, si no fuera por lo patético y crudo de su realidad, movería quizás a la incredulidad. Se trata de las consecuencias negativas y graves de los niños que nacen dentro de la mayoría de Sectas Destructivas, o bien son criados y se desarrollan dentro de su ámbito.

Los niños son "educados" (si a ello se le puede llamar educación) dentro del represivo, contraproducente y estrecho marco doctrinal del grupo sectario. Y es precisamente aquí donde radica el peligro: "A estos niños se les acaba incapacitando totalmente para cualquier posibilidad de integración al medio social, cultural y educativo exterior y ajeno a la secta.

Los niños no viven su niñez de una manera normal sino enormemente nociva: La fuerte carencia de estímulos, la supresión y manipulación de las emociones y la prohibición de exteriorizarlas libremente, el deterioro en el crecimiento psicológico, la incapacidad de discernir lo que es correcto de lo incorrecto, la nula o escasa escolarización, los abusos sexuales y palizas pero, sobre todo, las alteraciones y problemas de tipo psicológico que va sufriendo el infante desde su más temprana edad. Se podría mencionar los sentimientos de culpa, los estados de ansiedad, inseguridad, miedos irracionales, insomnio, sentimientos depresivos, y un largo etcétera.

El ámbito de las Sectas Destructivas no es un fenómeno que abarque solamente un lugar geográfico determinado, sino que es extensible a la práctica totalidad de los países del mundo. Hay que destacar, por su importancia y gravedad, que una de las zonas geográficas mundiales donde mayor es la penetración, asentamiento y crecimiento de las Sectas Destructivas es América Latina, siendo México, Brasil, Venezuela, Guatemala, Argentina y Uruguay los países latinoamericanos que más están sufriendo este fenómeno totalmente negativo.

El peligro de las Sectas Destructivas no es algo ficticio, imaginario sino, desgraciadamente, algo real que está aumentando continuamente, y salvo contadas excepciones, ante la pasividad, ignorancia e incompetencia de los poderes estatales y locales correspondientes.

Uno de los hechos que más llaman la atención es que algunas Sectas Destructivas han conseguido perfeccionar de tal forma sus campañas de relaciones públicas, que han llegado a conseguir un alto grado de aceptación social, incluso entre los profesionales más cualificados.

Llama la atención que cada vez más profesionales de sólido prestigio suelen asistir a conferencias, cursos y seminarios patrocinados por determinadas Sectas Destructivas (destinadas a científicos, abogados, médicos, psiquiatras, psicólogos, políticos, clérigos, académicos, etc.) a las cuales les están otorgando un aire de legitimidad.

A pesar de que estas personas no saben o no les importa la vinculación que las sectas destructivas tengan en tales actos o reuniones, su simple presencia en tales actos puede ser interpretado como una aprobación indirecta a las actividades de las mismas. La diversidad de actos delictivos imputables a la mayoría de las Sectas Religiosas Destructivas es enorme; prácticamente abarcan todo el espectro de delitos de cualquier código penal.

Delitos como el tráfico de armas, venta de bebés, evasión de divisas, asesinatos, narcotráfico, prostitución obligatoria, amenazas, envenenamiento, estafa, contrabando, agresiones, robo, abusos y violaciones sexuales, secuestro, etcétera.

Precisamente, por su comportamiento y dinámica delictiva, muchas de estas Sectas Destructivas han sido expulsadas de bastantes países o bien prohibida su entrada en otros tantos. Están los casos de la Iglesia de la Cienciología (Dianóstico, Narconón, Criminón, etc.), de Ananda Marga, del Instituto Lingüístico de Verano, de TFP (Tradición, Familia, Propiedad), de la iglesia de la Unificación (secta Moon), etc.
 
 

SECTAS DESTRUCTIVAS Y GRUPOS DE RIESGO

Aunque en un primer acercamiento pudiera parecer que ambos tipos de colectivos son lo mismo o muy similares, sin embargo, la realidad demuestra que las Sectas Destructivas difieren en muchos aspectos de los llamados Grupos de Riesgo, siendo mucho más peligrosas, a nivel del individuo y de la sociedad, las primeras que los segundos sin menospreciar ni infravalorar, no obstante, la gravedad y el potencial de riesgo de estos últimos.

Sectas Destructivas

Es oportuno mencionar lo que es una Secta Destructiva, su posible clasificación, las características que las definen y el nivel o grado de peligrosidad que pueden representar en función de la estructura y dinámica de cada una de ellas.

Una secta destructiva es un grupo o movimiento totalitario que se suele presentar bajo variadas formas de asociaciones (es la fachada), tales como, religiosa, socio-religiosa, cultural, de supuesta rehabilitación de toxicómanos, etc. que exige, además una absoluta devoción o dedicación de sus miembros al grupo y a determinadas personas e ideas; que emplea técnica de manipulación, persuasión, control mental y de modificación del pensamiento; cuyo único fin de dichas técnica es conseguir los objetivos del líder, o líderes, del grupo (en detrimento siempre de los adeptos), destacando principalmente el enriquecimiento económico de dicho líder a costa de la explotación de los adeptos; que provoca, asimismo, en éstos una total dependencia al grupo; que los dañan psicológicamente anulándoles o disminuyéndoles su voluntad y raciocinio; que les obligan a dar una parte o la totalidad de su patrimonio económico (dinero, sueldo, casas, bienes, joyas, etc.); obligando también a los adeptos a romper, parcial o totalmente, con su entorno social, familiar, sexual, de pareja, de ocio, de amistad, trabajo, etc., y que en muchísimos casos se dan auténticos abusos y agresiones físicas en todas sus modalidades.

Las Sectas Destructivas se pueden clasificar en cuatro grandes grupos, a saber:

Sectas Destructivas:

Serían aquellas sectas destructivas que no se encuentran clasificadas en los otros tres grupos. Abarcaría a las sectas más importantes, peligrosas, numerosas en cantidad de adeptos y muchas de ellas con varias décadas de existencia. Entre otras muchas cabría citarse las siguientes: Anancla Marga, Brahma Kumaris, Elan Vital (Misión de la Luz divina), Hare Krishna, Iglesia Adventista del Séptimo día, Meditación Trascendental, Mormones, Movimientos Gnósticos, etc.

Sectas Satánicas:

Aquí estarían incluidas, exclusivamente, aquellas sectas que realizan ritos satánicos o cultos al diablo. Entre otras muchas, estarían las siguientes: Iglesia de Lucifer, Las Hermanas del Halo de Belcebú, Satori, Los Hilos del Fuego, Ordo Illuminatorum, Ordo Templi Orientis, Universidad de la Sesenta, etc.

Sectas Destructivas Evangélicas:

Aquí se incluirían aquellas sectas destructivas con una connotación fuertemente evangélica, y que son conocidas como Sectas Fundamentalistas (mayormente en América Latina) y Telepredicadores o Iglesia Electrónica. Estarían, entre otras muchas, las siguientes: Iglesia Universal del Reino de Dios, Instituto Lingüístico de Verano, Centro Cristiano, Movimiento Misionero Mundial, Iglesia evangélica de Pentecostés de Besançon, etc.

Sectas de Psicoterapia:

Aquí estarían incluidos, exclusivamente, aquellos grupos sectarios, donde se utilizan de forma abusiva y fraudulenta determinadas técnica o métodos psicológicos de manipulación, persuasión, control mental y alteración de las emociones. Muchos de estos grupos están liderados por profesionales de la salud, fundamentalmente psicólogos y psiquiatras, sin ningún tipo de escrúpulos ni ética profesional.

Otra gran cantidad de estas sectas están dirigidas por individuos sin ninguna cualificación profesional, muchos de ellos auténticos ignorantes y analfabetos, pero con una gran habilidad para manejar las emociones de las personas. Entre otras muchas, se pueden citar las siguientes: ETS (Erhard Seminars Tralning), Secta de Heidi FittkauGarthe, Lifespring, Método Silva de Control Mental, Insight Seminars (Seminarios de Comprensión), Sterling Management Systems (Sistemas de Gestión Sterling), etc.

Existen una serie de características que definen y diferencia a una Secta Destructiva de cualquier otro grupo social que por su ideología, funcionamiento o estructura no tiene que ver absolutamente nada con dichas sectas destructivas. Entre las características que perfectamente definen a una Secta Destructiva estarían al menos, entre otras, las dieciséis siguientes: 

1. Dañan psíquicamente a sus adeptos (lavado de cerebro = modificación del pensamiento).

2. Su único y principal fin es el DINERO (son auténticas "máquinas" de hacer dinero). 

3. Es por ello, que para captar adeptos, se enmascaran o encubren bajo una fachada religiosa, socio-religiosa, cultural, de supuesta rehabilitación a toxicómanos, etc. Fachada (y contenido) que no les importa lo más mínimo. Es simplemente la "tapadera" para captar adeptos.

4. Acaban suprimiendo las libertades individuales y el derecho a la intimidad de los adeptos.

5. Reducen a niveles mínimos o nulos la voluntad y el razonamiento de éstos.

6. Manipulan y alteran brutalmente las emociones de sus adeptos.

7. Es un grupo con una estructura teocrática, vertical y totalitaria, en donde la palabra del dirigente (o dirigentes) es dogma de fe y lo único que cuenta y a lo que se debe obedecer.

8. Son grupos dirigidos, mayormente, por líderes carismáticos y "mesiánicos" (muchas de las veces son auténticos psicópatas).

9. Suele darse una auténtica manipulación de la sexualidad, bien por defecto (mayormente) como por exceso.

10. Son grupos con un fuerte rechazo a la sociedad e instituciones, aunque se valen de ellas.

11. Sus principales actividades suelen ser el proselitismo, la recolección u obtención de dinero (de múltiples maneras), la impartición de cursillos, charlas, conferencias, etc., la venta de productos, la supuesta resolución de problemas personales, la ayuda a marginados, etc.

12. Exigen al adepto una entrega y dedicación parcial o total al grupo.

13. Son grupos que acaban consiguiendo la ruptura del adepto con sus vínculos familiares, de pareja, sexuales, amistosos, sociales, de ocio, de trabajo, etc.

14. Son grupos que, bajo presión y manipulación psicológica al adepto, consiguen que éste acabe dando al grupo sectario (es decir, al líder) una parte o la totalidad de su patrimonio económico (dinero, sueldo, bienes, diezmo, propiedades, herencias, etc.).

15. Muchos de estos grupos suelen vivir en comunidades cerradas, o si no en total dependencia por parte del adepto al mismo.

16. Ocasionan a sus adeptos, en mayor o menor intensidad, una serie de perjuicios y trastornos psicológicos, muchos de ellos muy graves, sin olvidar tampoco los físicos.

Respecto al GRADO DE PELIGROSIDAD de las Sectas Destructivas, éstas se suelen clasificar en función del daño que pueden hacer no sólo, aunque fundamentalmente al adepto, sino también a la sociedad. Este daño que las Sectas Destructivas hacen a sus adeptos se agrupa en tres categorías: Daño psicológico, daño económico y daño físico.

En base a esto, la peligrosidad de las sectas se clasificaría en cuatro niveles o grados, de menor a mayor peligrosidad. Estos serían los siguientes:

Grado A:

Son aquellos grupos o sectas (no destructivas) que no dañan ni psíquica, ni física, ni económicamente a sus adeptos. Son las menos numerosas.

Grado B:

Son aquellas sectas que ocasionan daños económicos, físicos y psíquicos a sus miembros y, además, muchas de ellas utilizan dietas alimentarías y tratamientos específicos nada aconsejables. En este grupo estaría, entre otras muchas, Sectas Destructivas tales como: Ágora, Ananda Marga, Arco Iris (Tierra Nueva), CEIS, Iglesia Adventista del Séptimo día, Partido Humanista (La Comunidad, Verdes Ecologistas), Opus Deí, Testigos de Jehová, etc.

Grado C:

Serían todas aquellas Sectas Destructivas, que aparte de tener las características del grado B, añaden otras que tienen relación con la violencia física, la prostitución obligatoria, la fabricación/venta de armas y la venta de bebés. Entre otras muchas, cabría destacar las siguientes: Centro de la Luz Divina, Iglesia de la Cienciología (Dianóstico, Narconón, Crirninón), Iglesia de la Unificación o Secta Moon, Niños de Dios (La Familia, Familia del Amor, Misioneros Cristianos), Hare Kríshna, Nueva Acrópolis, etc.

Grado D:

Aquí estarían incluidas todas aquellas sectas o grupos destructivos que además de tener características de los grados B y C, pueden llegar a abarcar el extremo máximo de violencia, degradación y daño. Sin embargo, aquí se podrían hacer dos subgrupos: Por una parte estarían las sectas Diabólicas o Satánicas, por su posible relación con ritos diabólicos, satánicos y sacrificios humanos y, por otra parte estarían, las que sin ser sectas Satánicas pueden llegar a utilizar la violencia y el asesinato al máximo.

Ejemplos de ambos tipos serían, entre otras muchas y respecto al primer grupo, sectas tales como: Bambini di Satana, lerudole di Ishtar (satánico-feminista), La Familia (de Charles Manson), Satori, Las Hermanas del Halo de Belcebú, etc. Mientras del segundo grupo se pueden mencionar algunas, tales como: Templo del Pueblo, Orden del Templo Solar, Misión Israelita del Nuevo Pacto Universal, La Verdad Suprema, Park Soon Ja, Secta del pastor evangélico Ramón Morales, etc.

GRUPOS DE RIESGO:

Los Grupos de Riesgo no son Sectas Destructivas en sí, aunque formarían uno de los dos grandes grupos incluidos dentro de la denominación: "Grupos de manipulación Mental, Emocional y de Pensamiento".

Aunque es muy difícil cuantificar el número exacto de estos Grupos de Riesgo en el Archipiélago, no obstante, sí se puede dar una cifra aproximada que perfectamente podría llegar a alcanzar la centena (100), o más, de estos grupos en toda Canarias.

Dentro de esta clasificación de Grupos de Riesgo se encontrarían, entre otros, los siguientes:

* Centros esotéricos (no todos). 

* Crecimiento personal.

* Curanderos. 

* Cursos de dieta vegetariana y macrobiótica.

* Determinados grupos ultra religiosos.

* Energía positiva y/o cósmica.

* Imposición de manos.

* Interpretación de los posos del café.

* Lectura de las cartas (Tarot, etc.).

* Magia negra.

* Meditaciones.

* Relajación.

* Sanadores.

* Supuestas apariciones (mayormente Marianas).

* Teorías de Fisher.

* Ventas piramidales.

* Videntes.

* Etc. ...

La peligrosidad de estos grupos abarcaría desde un mínimo, hasta un máximo, de riesgo para la salud de la persona que acude a ellos.

El peligro de estos grupos estriba fundamentalmente en la asiduidad o frecuencia del sujeto a ellos, de su vulnerabilidad y estabilidad mental y emocional, de la creencia de la persona hacia los contenidos y ritos de dichos grupos, y del lugar que ocupe todo ello en su vida.

Estos Grupos de Riesgo tienen determinadas características, o aspectos, en común con las Sectas Destructivas. Entre otras muchas, cabría citarse las siguientes:

1. Se da una manipulación mental en mayor o menor intensidad (dependiendo de cada grupo sería desde un nivel leve o muy leve, hasta grave o muy grave).

2. Existe una manipulación y alteración descarada, abierta o solapada, de las emociones en la persona que acude a cualquiera de estos grupos. Emociones tales, como: Esperanza, miedo, temor, angustia, inseguridad, ansiedad, etc.

3. Hay una explotación (y se juega con ellos) de los problemas, deseos y necesidades de la gente. Entre todos ellos se pueden destacar los sentimentales, de salud, de trabajo, de felicidad, familiares, de esperanza, económicos, etc.

4. Sobre todo hay un negocio y explotación económica hacia la persona.

5. El único fin de estos grupos es el dinero aunque se presenten y anuncien como individuos, asociaciones u organizaciones que se dedican a solucionar los problemas de los demás.

6. Por tanto, detrás de todo ello, simplemente hay un fraude y estafa.
 
 

INFLUENCIA NEGATIVA DE LAS SECTAS DESTRUCTIVAS EN NIÑOS QUE NACEN

0 SE DESARROLLAN DENTRO DE ELLAS

Los niños que viven en una Secta Destructiva, que nacen dentro de la misma debido a que sus padres son sectarios, o que se desarrollan en ella, no suelen tener en general un tratamiento, protección, atención y educación tal como suele ocurrir en una sociedad libre, ajena al grupo sectario.

Los niños en las Sectas Destructivas suelen pasar por procesos de adoctrinamiento tan rígidos y severos como los de los adultos. Ejemplo de ello se da, entre otras, en sectas tales como: CEIS, Hare Krlshna, Iglesia de la Unificación, Iglesia de la Cienciología, Niños de Dios, Raschirnura, Templo del Pueblo, Testigos de Jehová, The Finders, The Way, etc.

En muchas de las Sectas Destructivas se acaba destruyendo el concepto de núcleo familiar, más o menos clásico, y se suele pasar a un sistema colectivo totalmente negativo, que se encuentra distante a años luz de los sistemas educacionales, culturales, históricos y sociales habituales. (Según el líder de la secta destructiva "Osho (también llamada Bhagwan Rajneesh)", Rajneesh: "la familia es un anatema y los niños unos inútiles", "la familia debe desaparecer ... la vida puede convertirse en un paraíso aquí y ahora. Hay que derribar las barreras; la familia constituye una de las barreras más pesadas".

Este líder o gurú exige un monopolio de sus miembros. Precisa de un control absoluto de la vida del adepto, pone a éste en una situación de conflicto con la sociedad y con su propia familia. Pretende la destrucción de todas las Vainillas (Packard, V The People Shapers. Mac Donald and lane's, London, page 16, 1978).

Las figuras paterna y materna, algo fundamental en los primeros años de crecimiento del niño, son diluidos y cambiados. Los padres biológicos no son más que simples instrumentos que, en un principio fueron usados para tener hijos pero que después no tienen nada que ver con ellos. La única figura paterna suele ser la del líder y la única materna o familiar muchas veces es la del grupo en sí mismo. Aspectos que, sin duda, van a fijar en la personalidad del niño una notable y continua dependencia futura hacia la Secta Destructiva.

El infante va a pasar por un proceso educativo que le dejará huellas bastante difíciles de superar. La niñez se verá marcada por tremendas carencias efectivas y por la imposibilidad de mantener una relación mínimamente normal con su entorno y aprender de él, tal como hace cualquier niño en un ambiente normal, mediante el apoyo y experiencia de padres y/o educadores.

Tomando las investigaciones y estudios realizados por numerosos autores a nivel mundial (Landa, S.; Ofshe, R.; Singer, M.T.; Addis, M.; Meyer, G.; etc.) se puede afirmar categóricamente que los niños suelen ser los sujetos más perjudicados a todos los niveles, sobre todo en el plano psicológico, en una Secta Destructiva.

Hay que tener en cuenta que:

1. Muchas sectas destructivas no registran ni las muertes ni los nacimientos de los niños.

2. Muchas sectas destructivas apartan a los niños de sus padres biológicos para ser "adoctrinados" prontamente en las creencias de las sectas. La secta destructiva Hare Krishna es un buen ejemplo de ello. (En esta secta se aleja a los niños de sus padres a la edad de cinco años y se les manda a vivir a los "ashrams".

La influencia de los auténticos padres durante estos primeros cinco años sigue los mandamientos estrictos de la secta. Cada secta es una gran unidad familiar donde los niños obedecen a un solo padre; en el caso de los Krishnas éste sería el gurú o el swamí del grupo.

Algunos líderes de escuelas Hare Krishna de Dallas (EE.UU.) afirman que no ven a los niños como a los hijos de sus padres sino como hijos de la organización. Para evitar el desarrollo de una evolución normal de padre-hijo, separan a los niños de sus padres biológicos (Merritt, J. Public hearings on the treatment of children by cults. New York Assembiy, August 9-10, page 105, 1979).

3. Los niños no viven ni desarrollan su niñez de una manera normal.

4. Se da una significativa supresión de emociones.

5. Hay una casi total ausencia de libertad de expresión y emocional en los niños.

6. Existe una prohibición de que los infantes exterioricen sus emociones.

7. Existe un freno al desarrollo personal, tal como lo harían niños normales.

8. Se da una dificultad en los niños para discernir lo que es correcto de lo incorrecto.

9. En muchas Sectas Destructivas, los niños no son escolarizados en colegios ajenos a la secta. Por tanto:

a) La falta de educación y cultura en los niños es enorme.

b) Los niños carecen de habilidades sociales. 

c) Existe una falta de comunicación con otros niños. Es decir, falta de relaciones sociales.

d) Hay una dificultad de enfrentarse a las situaciones diarias normales.

e) Los niños acaban convirtiéndose en auténticos ignorantes del mundo que les rodea.

10. La mayoría de los niños no aprenden las habilidades básicas para sobrevivir en el mundo de los adultos. (La secta Raschimura es un buen ejemplo de ello). 

11. Los niños (como los adultos) llegan a ser propiedad del líder/líderes, y hacen lo que él quiere.

12. En muchas Sectas Destructivas los niños sufren palizas, castigos y abusos sexuales. Un ejemplo de esto último ha sido realizado frecuentemente por el Hare Krishna. (Los propios dirigentes de dicha secta admitieron recientemente (Periódico "El Mundo", 10-10-98) que en los años 70 y 80 golpearon y violaron a menores, los cuales fueron sometidos a todo tipo de abusos sexuales, emocionales y físicos en sus ¿escuelas? de Estados Unidos y de la India).

13. Existe una manipulación y alteración de la sexualidad de los infantes.

14. El crecimiento psicológico de los niños en muchas Sectas Destructivas es prácticamente nulo. (Una mujer joven informó que tras el tiempo que había pasado en la secta Iglesia de la Cienciología, advirtió que su mente había dejado de funcionar: "Estuve durmiendo, mentalmente desconectada, durante casi siete años y medio" (Conway, F.; Siegelman, J. Information disease-have cults created a new mwntal illness. Science Digest, January 1982, page 86-92).

15. Muchos niños sufren de privación cognitiva o falta de suficientes experiencias vitales que estimulen su mente. (... Michael se crió en una de las sectas más destructivas que existen llamada "Move'. Estaba dentro de una cultura que rechazaba todo contacto con el mundo exterior por ser éste corrupto, y que abogaba por un retorno a la naturaleza.

Como niño de "Move' no asistió a ningún colegio ni aprendió a leer o escribir, contar, decir las horas,... etc. Su dieta alimenticia consistía básicamente en fruta fresca, verduras y ocasionalmente un poco de pescado o pollo crudo. Conforme a la opinión de los psicólogos, Michael sufría de privación cognitiva o falta de suficientes experiencias vitales que estimularan su mente (Schwadel, F. In Phílaclelphía, a child of "Move' begins a new life. The Wali Street journal, November 1, 1985).

16. Muchos niños quedan estancados a nivel emocional y educacional.

Las consecuencias psicológicas que se suelen dar en la mayoría de los niños que son sectarios, además de ser totalmente negativas, en muchos de los casos son altamente destructivas y desorganizativas de la personalidad del infante. Los niños que acaban saliendo de diferentes Sectas Destructivas suelen presentar problemas similares entre ellos en cuanto a su Psicología y comportamiento.

No obstante, habría que añadir que estas consecuencias psicológicas negativas (o efectos secundarios), varían según la edad de los infantes, el periodo de tiempo transcurrido o vivido dentro del grupo sectario y la influencia y presión de los padres (que pertenecen a la secta) sobre el niño.

Entre las consecuencias psicológicas negativas que se suelen dar en la mayoría de los niños que han estado en Sectas Destructivas cabría destacar fundamentalmente, entre otras, las siguientes:

a) Sentimientos de culpabilidad.

b) Pérdida del aprecio de sí mismo (autoestima).

c) Ansiedad.

d) Posible insomnio debido a las interrupciones de sueño y alteraciones nerviosas durante la estancia en la secta destructiva.

e) Retorno a experiencias y recuerdos desagradables.

f) Sentimientos depresivos.

g) Inseguridad.

h) Miedos irracionales.

i) Incapacidad para pasarlo bien.

j) Alteraciones emocionales y psicológicas serias (depresiones, stress, cambio de carácter, pérdidas en la capacidad de pensar y abstraer, agresividad, etc.).

k) etc.

PERJUICIOS 0 TRASTORNOS QUE PUEDE OCASIONAR

UNA SECTA DESTRUCTIVA A SUS ADEPTOS

Normalmente casi todas o todas las sectas ocasionan una serie de perjuicios y trastornos, tanto físicos como mayormente psicológicos, a sus adeptos, de menor a mayor gravedad. Sin embargo, toda la problemática y/o secuelas que los grupos sectarios pueden ocasionar a sus adeptos durante su estancia en dichos grupos destructivos, depende fundamentalmente de tres características.

La primera es del tipo de Secta Destructiva. Como se ha visto anteriormente, no todas las sectas alcanzan en su propia dinámica, estructura y adoctrinamiento, la misma peligrosidad. No es lo mismo una persona que es adepta de una Secta Destructiva clasificada dentro del grado B que otra que pertenece a un grupo del grado C o del grado D.

La segunda característica es el tiempo de permanencia o de estancia del adepto en la secta en la cual ha estado en cuestión. Obviamente, los efectos negativos que una Secta Destructiva ejerce en sus adeptos, no son los mismos en un individuo que ha permanecido solamente tres meses, por ejemplo, que otro que haya permanecido más de cuatro años.

Y, por último, la tercera característica es la resistencia psíquica y física del adepto al lavado de cerebro, es decir, a la modificación del pensamiento. No todas las personas tienen, o poseen, la misma resistencia psíquica y física a un "bombardeo" constante de dogmas, filosofías y teorías sin sentido, a una presión psicológica cada vez mayor y constante en el tiempo, a un intento de cambiarle su personalidad, emociones y sentimientos, a una alteración brusca en el sueño, a una alimentación escasa o bien negativamente vegetariana, a un ritmo de trabajo excesivo y nulamente remunerado, a un control de la información, o a una ruptura de lazos familiares, de pareja, sexuales, amistosos, de ocio, etc.

Entre los perjuicios o trastornos que puede ocasionar una Secta Destructiva a sus adeptos estarían, entre otros muchos, los siguientes:

Cambio de personalidad (autómata):

Es uno de los primeros efectos que familiares y/o amigos van notando en el sectario. Este cambio de personalidad abarca tanto a nivel de actitudes y conocimientos como, fundamentalmente, a nivel de conducta. A medida que el adepto se va introduciendo más profundamente en la dinámica, estructura y dogma del grupo sectario, mayor va siendo su cambio de personalidad. Al adepto, además, se le va enseñando a que responda o se comporte de determinada forma ante determinadas situaciones sociales o contactos con personas ajenas a la secta destructivo. Es uno de los efectos negativos de las sectas que más fuertemente influyen sobre los adeptos.

Fuerte dependencia al grupo sectario:

Haciendo una similitud, obviamente con sus limitaciones y diferencias, con el fenómeno de las drogas, al adepto le van creando dentro del grupo sectario una fuerte dependencia al mismo. Esta dependencia es cada vez mayor a medida que la permanencia dentro de la secta se va alargando en el tiempo.

Es por ello, que cuando un adepto sale de un grupo sectario, durante los primeros meses, y en algunos casos incluso años, no sabe vivir sin hacer continuamente referencia a la secta destructiva en la que estuvo. Se encuentra como si le faltase algo, siendo ese algo la propia secta que le creo dependencia.

Miedo (irracional) a todo lo que no sea la secta:

Debido a la modificación de pensamiento que se le hace constantemente y a la manipulación y alteración de las emociones, sentimientos y pensamientos, al adepto le van metiendo gradualmente, y sin que se percate de ello muchas veces, toda clase de miedos, todos ellos irracionales, sin sentido y sin ninguna base ni fundamento. Miedo a todo el mundo y personas ajeno a la secta; miedo a no hacer las cosas bien; miedo a los castigos; miedo al "más allá"; miedo al líder o a su dios; etc.,

Elevados trastornos psíquicos:

Es uno de los perjuicios o trastornos principales que realizan las sectas destructivas sobre sus adeptos. En un mismo individuo normalmente suelen darse bastante de estos trastornos. La variedad de trastornos que las sectas destructivas acaban consiguiendo que sus adeptos desarrollen, abarca prácticamente toda la patología clínica, desde los más leves hasta los más graves como las paranoicas y otros.

Anulación vida íntima/privada (frustraciones, depresiones):

Aquí nos encontramos con uno de los trastornos o perjuicios quizás, más despersonalizadores que puedan existir, y que se traduce en un control total de la vida del adepto por parte del grupo sectario. Cuando una persona va entrando, poco a poco y sin darse cuenta, en un grupo sectario, una de las primera cosas que le van modificando hasta casi desaparecer, es su vida íntima y privada. Lo que da como resultado, la aparición de un gran número de frustraciones y depresiones al habérsele "arrancado" algo tan preciado como el derecho a la intimidad y vida privada que tenemos todas las personas.

Regresión, retroceso infantil:

En muchísimas sectas destructivas, aunque no en todas, debido a la presión psicológica coercitiva constante en el tiempo, a referencias continuas en supuestas "terapias" realizadas al adepto, y a una serie de características más, el razonamiento y la mentalidad del adepto sufren no solamente un detenimiento significativo, sino que éste acaba pensando y razonando, o teniendo una edad mental, más propia de un niño o adolescente, que de un adulto. En algunos casos, incluso cambian los rasgos físicos de la cara de los adeptos, haciéndoseles mucho más "aniñados".

Creación de inmadurez:

Debido a que al adepto se le despoja de todo tipo de responsabilidad, que solamente tiene que dar cuentas a su líder y dios, que solamente tiene que obedecer y hacer lo que se le manda y nada más, el adepto se acaba convirtiendo en una persona totalmente inmadura, sin responsabilidad ninguna, e incapaz de tomar cualquier decisión por sí solo (las decisiones las toman por él).

Escaso nivel razonamiento/crítica:

Es una de las consecuencias más serias que acaban teniendo los adeptos. Cuando una persona entra en una secta destructiva, le van aumentando significativamente su aspecto emocional, y disminuyéndole al máximo su aspecto de crítica o razonamiento. Dentro de un grupo sectario, está mal visto y no se permite razonar ni pensar por uno mismo. Y menos aún, discrepar o llevarle la contraria al líder del grupo. Cuando una persona consigue salir de un grupo sectario inmediatamente se le ha de ayudar a que vuelva a trabajar y aumentar todo su aspecto de crítica, razonamiento, juicio, etc.

Debilitación física del organismo:

Es uno de los pilares básicos en los que se sustentan las Sectas Destructivas y una parte fundamental del lavado de cerebro. Precisamente para que la secta pueda cada vez hacerle una mejor modificación del pensamiento a cada adepto en particular, éstos han de tener las defensas psíquicas, y físicas, lo más bajas posible. Así el sujeto se siente incapaz, no solamente de razonar o darse cuenta de lo que le sucede, sino de impedir o detener lo que le están haciendo.

La debilitación física del organismo, no solamente es a base de un dieta vegetariana estricta sino, además, de tenerle trabajando casi todo el día (más de trece horas), de permitirle dormir muy pocas horas, de interrumpirle el sueño, de sesiones largas de meditación y rezos, muchas de ellas en posturas que cansan al organismo, etc., no es de extrañar, por tanto, que muchas muchachas y mujeres que están en determinadas sectas destructivas (como la Iglesia de la Unificación o secta Moon), debido a la presión psicológica y al estrés tan fuerte que soportan diariamente y al efecto que todo ello tiene sobre el aspecto hormonal, tengan amenorrea (falta de menstruación).

Incomunicación mundo exterior (reducción de los sentidos):

Es otro de los pilares básicos, y nefastos, no solamente de la modificación del pensamiento, en el que se basan las Sectas Destructivas. Mantener incomunicada, gradualmente, a una persona de todo el mundo ajeno a la secta, darle únicamente la información que se genera dentro del propio grupo sectario, y hacer que el adepto se dedique cada vez más en cuerpo y alma a dicho grupo, da como resultado una reducción del aspecto sensitivo de una persona.

Incapacidad para razonar coherentemente:

Debido a la presión psicológica, al estrés y tensión continuas, a la escasa y mala alimentación, al aislamiento parcial o total con el mundo ajeno a la secta, a la adquisición de un nuevo "lenguaje" dentro del grupo sectario, al cansancio físico, a la incapacidad de tomar decisiones, y a la manipulación emocional y de pensamiento, al adepto cada vez le va siendo más difícil razonar de una forma totalmente coherente a como lo hacía antes de su 'ingreso en la Secta Destructiva.

Ruptura lazos familiares, amorosos, sexuales, efectivos, amistosos, sociales, de trabajo, etc.:

Es otro de los aspectos fundamentales de una Secta Destructiva, y uno de los primeros que van aplicando al adepto. A éste, paulatinamente, y a través de una gradual modificación del pensamiento le van enfrentando con su entorno familiar, de pareja, etc. La razón es básica y efectiva. Al adepto que le van introduciendo poco a poco dentro del grupo sectario le van enfrentando con su familia para que rompa con ella, haciéndola ver que ésta es la causante de todos sus males y problemas.

Los motivo son dos: El primero, para que cada vez tenga menos referencias externas a la secta y no pueda comparar la información que le da ésta con la que le puedan dar sus familiares y así no se salga del grupo sectario; y la segunda razón estriba en que si el adepto ha roto definitivamente con su familia y en algún momento quiere dejar la Secta Destructiva en la que se encuentra, se lo piense dos veces antes de salir ya que no tendrá a nadie fuera de la secta.

Manipulación sexualidad:

Es otro de los aspectos más importantes que se dan dentro de una Secta Destructiva para controlar a sus adeptos. Bien por exceso o mayormente por defecto. Controlando la sexualidad de un individuo se puede acabar controlando muchas otras facetas de su personalidad. En muchas Sectas Destructivas los adeptos son emparejados no en función de sus deseos sino en función de los del líder sectario, y es éste quien dice cuando han de mantener relaciones sexuales, y cuando la mujer ha de quedarse embarazada, entre otros muchos comportamientos sexuales impuestos. Las consecuencias negativas de este control sexual, se verán un poco más adelante.

Ansiedad:

La ansiedad es uno de los trastornos psicológicos más comunes que se da en todas las Sectas Destructivas. El adepto normalmente suele estar en estados largos de tensión, lo que le facilita al grupo sectario su "adoctrinamiento", modificación del pensamiento y el introducirse cada vez más dentro de dicho grupo.

La ansiedad, obviamente, es producida por la propia Secta Destructiva a través no solamente de la alteración de las emociones y sentimientos sino, también, mediante la enorme inseguridad de todo tipo que diariamente va desarrollando el adepto a causa de la influencia total de la dinámica, estructura y funcionamiento del grupo sectario.

La ansiedad es uno de los factores principales con los cuales juegan las Sectas Destructivas para tener cada vez más controlados a sus adeptos. Ha habido bastantes casos de adeptos que debido a mantener constantemente situaciones de ansiedad han tenido consecuencias bastantes graves (junto con otras causas) tales como depresiones o esquizofrenias.

Inseguridad:

El factor inseguridad va íntimamente ligado a la ansiedad que va desarrollando el adepto durante su estancia en la Secta Destructiva. La inseguridad acaba haciendo al adepto una persona incapaz de valerse por sí mismo y de poder tomar sus propias decisiones, entre otros perjuicios.

Autoestima baja, escasa o nula:

Si hay algo que tienen muy claro los líderes de grupos sectarios es que han de conseguir que la autoestima de sus adeptos estén, como se suele decir "por los suelos". Con eso se consigue, entre otras cosas, una mayor obediencia al líder o líderes del grupo.

La disminución de la autoestima la va consiguiendo el adepto con gran rapidez cuando diariamente a éste le hacen ver que no solamente sus padres son los causantes de sus problemas o conflictos, sino que el mismo es también el causante de todo lo negativo que ha hecho en su vida.

Es por ello, que en muchas Sectas Destructivas, cuando los adeptos tienen que contar delante de los demás miembros toda su vida pasada, se aplaude y se refuerza exclusivamente aquellas situaciones o cosas negativas, mientras se ignoran las positivas. Es decir, a los adeptos en una Secta Destructiva se les refuerza únicamente los aspectos negativos, nunca los positivos.

Falta de concentración y atención:

Debido a la carencia sensitiva, más o menos intensa, que el adepto va teniendo en el grupo sectario, a la ruptura con lazos exteriores a la secta, a la escasa y mal alimentación, y a las "lecturas" totalmente inservibles y contraproducentes que le obligan leer dentro del grupo, el adepto cada vez va perdiendo mayor capacidad de concentración y atención, así como pérdida de memoria.

Es por ello, que cuando un adepto sale de una Secta Destructiva, una de las primeras cuestiones que un profesional ha de hacer con él, es que vaya recuperando la capacidad no solamente de crítica y razonamiento sino, también la de concentración y atención.

Pesadillas:

Las pesadillas es un trastorno bastante común que suelen padecer los ex adeptos. La mayoría de ellos las desarrollan durante los primeros meses de abandono del grupo sectario, aunque hay muchos otros ex adeptos que las arrastran durante años. Si en los adultos es serio dicho problema, en los niños es aún mucho más, fundamentalmente cuando les viene a la mente el "infierno" sectario que vivieron de agresiones, palizas y todo tipo de abusos.

Depresiones:

Normalmente la mayoría (no todos) de los adeptos que abandonan o son sacados de una Secta Destructiva, durante los primeros meses de este alejamiento sectario, suelen tener depresiones de mayor o menor gravedad e intensidad.

Una persona que sale de un grupo sectario (y más si ha estado durante muchos años), que a fin de cuentas es un auténticos grupo totalitario, se encuentra con que vuelve a una sociedad de la que fue "arrancada" pero que para él es algo nuevo, ya que entran en conflicto los valores que le han inculcado durante su estancia dentro de la Secta Destructiva, con los suyos antes de entrar en ella.

Esa confrontación suele ser enormemente fuerte para muchos ex adeptos que por tanto acaban desarrollando todo tipo de depresiones, entre otras patologías. Sin olvidar las depresiones que desarrollan muchos adeptos durante su permanencia en la secta, y donde carecen de la más mínima ayuda y tratamiento profesional.

Trastornos, patologías y disfunciones sexuales:

Como ya se ha mencionado anteriormente, la manipulación directa o indirecta de la sexualidad es uno de los aspectos más importantes que utilizan las sectas destructivas para controlar y manipular a sus adeptos, social y emocionalmente. Como consecuencia se acaba desarrollando toda una serie de trastornos o disfunciones sexuales.

Entre todos ellos, cabría destacarse los siguientes: Represión sexual, sentimientos de culpa, miedos sexuales, amenorrea, tendencias sado-masoquistas, anorgasmia secundaria, inhibición del deseo sexual, impotencia secundaria, eyaculación precoz, fobia o evitación sexual, etc.

FORMA COMO QUEDA EL ADEPTO AL SALIR DE UNA SECTA DESTRUCTIVA

Cuando una persona abandona una Secta Destructiva, o es sacado de ella, normalmente suele salir con una serie de problemas, dificultades o patología clínica, que puede ir desde un mínimo de gravedad (los menos) hasta un máximo que en muchos casos pueden arrastra secuelas o conductas irreversibles tales como el suicidio. Normalmente la gravedad psíquica y física de un ex adepto suele ser de un término medio hacia grave. Entre los problemas o perjuicios con los que sale un miembro de una secta, cabe destacar fundamentalmente los siguientes:

Depresión:

Una consecuencia negativa, y en algunos casos nefastos, que ya se comentó anteriormente.

Soledad:

Cuando una persona abandona una Secta Destructiva, una de las consecuencias negativas que más pronto le aparecen, debido a su estancia en dicho grupo sectario, es un sentimiento bastante fuerte de soledad. Soledad, que en muchos casos, es bastante profunda.

No hay que olvidar que muchas personas que entraron en una Secta Destructiva abandonaron y rompieron (por influencia de la secta) con todo su entorno familiar, de pareja, social, de trabajo, de amistad, de ocio, y un largo etcétera.

Obviamente, ante una situación de tal envergadura, el encontrarse que no se tiene prácticamente a nadie, crea en el ex adepto una enorme sensación de soledad. Asimismo, en muchos ex adeptos se da también un segundo sentimiento de soledad, en parte influido por el primero, al abandonar a sus antiguos "amigos" que aún siguen en la secta. Debido a esto, algunos ex adeptos acaban regresando al grupo sectario.

Autovaloración negativa:

Debido a todo el daño psicológico que le hicieron durante su estancia en el grupo sectario, al bombardeo continuo de que él era el culpable de sus propios problemas o situaciones negativas antes de entrar al grupo sectario, a la humillación diaria (y delante de los demás) que muchos adeptos sufren durante su permanencia en una secta, al hundimiento de su autoestima, etc., el adepto cuando abandona el grupo, sale con una idea totalmente negativa de sí mismo. Autovaloración negativa que se debe tratar inmediatamente por un profesional.

Culpabilidad:

Es un sentimiento negativo (y problema) que en muchos adeptos emerge cuando abandonan la Secta Destructiva. Culpabilidad que estriba, fundamentalmente, en las personas que el propio ex adepto cuando estaba en la secta captó para la misma, y ahora que él la ha dejado, ellas aún siguen ahí.

Bajo nivel de adaptación social:

Es otra de las consecuencias (y trastorno) más serios con el cual se encuentran muchos ex adeptos. Problema que se ha de abordar inmediatamente a nivel profesional. Una persona que ha estado en una Secta Destructiva (y mucho más si son de tipo cerrado, aislado y que se vive en comunidad) normalmente ha estado en mayor o menor medida aislado del mundo real y metido en un mundo fantasioso y totalmente lleno de engaños y mentiras cual es la Secta Destructiva. Obviamente, ha podido perder determinadas habilidades sociales.

Disminución razonamiento y atención:

Es otro de los perjuicios y trastornos principales que aparecen en un ex sectario. Al habérsele prohibido dentro de la secta cualquier vestigio de crítica, opinión diferente, discrepancia o acceso a fuentes de información ajenas al grupo sectario, la atención, razonamiento y crítica del adepto disminuyen significativamente.

El adepto cuando abandona la secta, al principio se suele aferrar a ideas y esquemas mentales preconcebidos y que le fueron enseñados dentro del grupo sectario, y no a razonamientos, comparaciones o sentido lógico. Por eso en los primeros momentos suele tener un pensamiento muy rígido y poco flexible.

Estados alterados de conciencia:

Es uno de los muchos perjuicios más serios que puede padecer un ex adepto. Es decir, suele ser otra dificultad post secta muy habitual con la que el ex adepto ha de aprender a enfrentarse. Para el adepto que abandona la secta, los estados alterados de conciencia o "flotación" es un fenómeno bastante desconcertante para él.

También se suele llamar "estado de trance" y "disociación". En muchas ocasiones, las personas dudan entre sus personalidades presectaria y sectaria. Los ex adeptos que han practicado con frecuencia cánticos, "hablar en lenguas", sesiones de crítica, de hipnosis y técnicas de meditación, experimenta a menudo los llamados episodios de flotación.

Este fenómeno ocurre porque la mente (enormemente vulnerable) ha sido entrenada y condicionada para disociarse, "separarse", durante estas prácticas. Y bajo ciertas condiciones una persona puede caer involuntariamente en un estado disociado. Dependiendo de las prácticas ocurridas en cada Secta Destructiva, los episodios disociativos o "flotación" puede incluir alucinaciones desagradables o extrañas, así como causar una considerable ansiedad.

Rechazo/desmascaramiento de la secta:

Una persona que ha perdido los mejores años de su vida dentro de una Secta Destructiva, que le han engañado, mentido, que se siente totalmente estafado, que le han robado y destrozado su futuro, es totalmente lógico y normal que intente denunciar ante la sociedad lo negativo y contraproducente para la salud psíquica y física de las personas, el grupo en el cual estuvo, para que otros no caigan en él y no soporten el infierno que el pudo haber padecido.

Temor a la secta:

Muchos adeptos cuando abandonan una Secta Destructiva, inmediatamente les invade un miedo y temor hacia la misma. Y no es de extrañar, ya que muchos grupos sectarios cuando uno de sus adeptos los abandona, empiezan a llamarle, amenazarle y perseguirle para que vuelva al grupo.

La explicación de esta actuación de las Sectas Destructivas contra sus ex adeptos es sencilla y estriba, fundamentalmente en dos razones. La primera de ellas, es que si una persona abandona un grupo sectario puede sacar a la luz pública cómo es el grupo en el que estuvo, lo que le han hecho y los posibles delitos cometidos por dicho grupo, lo que se traduce en una publicidad, a nivel social, totalmente negativa para la Secta Destructiva.

Y la segunda razón, es que debido a que el único fin de una Secta Destructiva es el dinero, si un adepto la abandona ello significa que las arcas económicas de dicho grupo sectario disminuyen porque acaban de perder a un "elemento humano" que era una fuente de ingresos económicos para ellos. Es decir, es dinero que dejan de ingresar.

Dificultad de justificación:

Cuando un adepto abandona una Secta Destructiva (y ello ocurre absolutamente en todos) es incapaz de justificar porqué se metió en dicho grupo sectario. Lo que demuestra claramente que su pertenencia a dicha secta NO fue algo voluntario sino que se produjo a través de un efectivo lavado de cerebro (modificación del pensamiento) sin que la persona se percatase de que se lo estaban haciendo.

INFORMES REALIZADOS SOBRE LAS SECTAS DESTRUCTIVAS

A comienzos de la década de los años ochenta empiezan a realizarse por los distintos parlamentos y gobiernos de bastantes países, informes e investigaciones sobre el alcance y peligrosidad de las sectas destructivas, no solamente para el individuo que captan, sino también para la sociedad. Entre todos ellos cabe destacar los siguientes: 

1980.- Gobierno de la República Federal Alemana: Señala como generadores de serios daños psíquicos en buena parte de sus adeptos, a las siguientes Sectas Religiosas Destructivas, entre otras:

* Iglesia de la Unificación (Moon)

* Iglesia de la Cienciología (Dianóstíco, Narconón, Drogranón, Criminón)

* Meditación Trascendental

* Niños de Dios (La Familia, Familia del Amor, Misioneros Cristianos, Mo)

* Hare Krlshna

* Anancla Marga

* Misión de la Luz Divina (Elan Vital, Maharaj Ji)

* Bhagwan Shree Rajneesh

* etc.

1984.- Parlamento Europeo (informe Cottrell): Debido a la gravedad que el fenómeno de las Sectas Religiosas Destructivas va tomando en un elevado número de países de Europa, el Parlamento Europeo ve la necesidad urgente de intervenir. Dicha intervención se materializa en el llamado "informe Cottrell".

En 1983, el eurodiputado británico Richard Cottrell presenta un exhaustivo informe con trabajos previos sobre la peligrosidad de determinados grupos sectarios. Durante más de un año se estudió dicho informe, y el 22 de Mayo de 1984 el Parlamento Europeo, por 98 votos a favor, 28 en contra y 27 abstenciones, aprueba una importantísima resolución en la cual se toman medidas para proteger a los ciudadanos de la peligrosidad de las Sectas Destructivas, también llamadas Nuevos Movimientos Religiosos. Dichos grupos fueron:

* Niños de Dios (La Familia, Familia del Amor, Misioneros Cristianos, Mo)

* Iglesia de la Unificación (Moon)

* Iglesia de la Cienciología (Dianóstico, Narconón, Drogranón, Criminón)

* Hare Krishna

* Meditación Trascendental

* Trois Saints Coeurs

* Soka Gakkaí

* Longo Mai

* The Way International

* Misión de la Luz divina (Elan Vital, Maharaj Ji)

* Anancla Marga

* Bhagwan Shree Rajneesh

* Wolfbrunnen Meinhard-Schawebda

* Thetapeda

* TFP (Traición, Familia, Propiedad)

* etc.

1987.- Comisión lnterministerial de Israel: En febrero de 1987 se entrega al Ministro Israelí de Educación un informe titulado: "Informe de la Comisión Interministerial creada para el estudio de los Cultos (Nuevos Grupos) en Israel". El informe fue el resultado de cinco años de estudios emprendidos por un comité especial creado en Febrero de 1982.

El comité era interdisciplinar reflejando la complejidad del fenómeno cultural, y de hecho fueron tocados todos los aspectos de la vida y cultura del Estado de Israel. Los miembros de dicho comité estaban compuestos por destacados funcionarios de los Ministerios de Educación, Salud, Interior y Asuntos Exteriores, así como de miembros de la policía, de la justicia, de la religión, y prestigiosos profesionales en los campos de la sociología y salud mental.

La razón principal de la creación de dicho comité fue la preocupación de las autoridades por el aumento progresivo, a nivel social, del número de denuncias y quejas que sobre determinados nuevos grupos, con una supuesta orientación "religiosa", "terapéutica" o "seudoterapéutica", fueron llegando a las diferentes oficinas gubernamentales repartidas por todo Israel desde comienzo de los años setenta.

Se denuncia a las siguientes Sectas Destructivas como causantes de una forma de dependencia, cautividad, autoesclavitud y pérdida de la propiedad. Después de haber recibido dicho informe, el Ministerio de Educación advirtió que dichas sectas promueven la separación entre sus miembros y la sociedad, que puede afectar significativamente el juicio individual, la autonomía y la habilidad de tomar una decisión.

Los grupos sectarios investigados profundamente por la Comisión Interministerial de Israel fueron los siguientes:
 

* EST

* Emin

* Iglesia de la Cienciología (Dianóstico, Narconón, Drogranón, Criminón)

* Meditación Trascendental

* Bhagwan Rajneesh

* Ananda Marga

* Iglesia de la Unificación (Moon)

* Hare Krishna

* Misión de la Luz Divina (Elan Vital, Maharaj Ji)

* The Finger of God

* etc.

1989.- Comisión del Parlamento Español: Se crea una comisión de ESTUDIO, no de INVESTIGACIÓN. Ninguna de las conclusiones propuestas por la Comisión Parlamentaria se ha llevado todavía a la práctica.

1995. - Asamblea Nacional Francesa: Uno de los mejores informes (comisión de investigación), más fuerte y profundo hecho hasta el momento presente sobre el fenómeno sectario. Realizado por el diputado J. Guyard. Se denuncia a una gran cantidad de grupos como sectas destructivas. Entre todos ellos cabe destacar:

* Anthropos (Ágora)

* Asociación L. J. Engelmajet (El Patriarca)

* Brahma Kumaris (Universidad Espiritual Internacional)

* Fraternidad Blanca Universal

* Hare Krishna

* Iglesia de la Cienciología (Dianóstico, Narconón, Drogranón, Criminón)

* Iglesia de la Unificación (Moon)

* Iglesia Universal del Reino de Dios (IURD)

* La Nueva Era

* Meditación Trascendental 

* Método Sylva de control mental

* Movimiento Humanista

* Niños de Dios (Familia del Amor, La Familia, Misioneros Cristianos, Mo)

* Nueva Acrópolis

* Sahaja Yoga

* Soka Gakkaí

* TFP (Tradición, Familia, Propiedad)

* Testigos de Jehová

* Tvind (Humana France)

* etc.
 
 

CONCLUSIONES

Para tener mínimamente claro algo sobre el fenómeno de las Sectas Destructivas, se pueden realizar las siguientes conclusiones:

1. El único fin de cualquier Secta Destructiva es el dinero. Son auténticas "máquinas" de hacer dinero. Además, una gran cantidad de Sectas Destructivas son auténticas multinacionales del "alma", el engaño y la estafa.

2. Para captar adeptos y enriquecerse, se arropan o enmascaran bajo una fachada religiosa, socio-religiosa, cultural, de supuesta rehabilitación a toxicómanos, de supuestas terapias, etc. Es única, y exclusivamente, el "envoltorio" y "escaparate" para presentarse ante la sociedad como grupos totalmente serios y positivos. Sin embargo, dicho supuesto contenido religioso, o de otra índole, no les interesa lo más mínimo.

3. Las Sectas Destructivas ocasionan tres tipos de daños fundamentales: Psicológico, económico y físico.

4. El daño psicológico que en primer lugar realizan los grupos sectarios sobre sus futuros adeptos es la modificación del pensamiento (lavado de cerebro). A partir de ahí, el control sobre el nuevo adepto es prácticamente total. No se debe olvidar que este lavado de cerebro se va realizando despacio y gradualmente, y sin que el neófito se percate de ello. Ahí radica su efectividad.

5. La cantidad de delitos cometidos por la mayoría de las Sectas Destructivas, a nivel mundial, abarcan casi todo el código penal de cualquier país.

6. El control de la sexualidad (bien por exceso, o mayormente por defecto) es uno de los pilares básicos del lavado de cerebro (o modificación del pensamiento) que realiza cualquier Secta Destructiva a sus adeptos; es decir, hay un control emocional, mental y de pensamiento del sujeto.

7. Los perjuicios o trastornos psicológicos que acaban realizando las Sectas Destructivas sobre sus adeptos, abarca un amplio espectro de la patología clínica médica y psicológica. Siendo desde niveles leves o moderados, hasta otros muchos más graves, severos o irreversibles.

8. La penetración de las Sectas Destructivas en las capas sociales de un país es prácticamente total, destacando su discreción de introducción y su incremento constante. Esta penetración social se da con mayor fuerza en los ámbitos jurídicos, de la abogacía, educacionales, políticos, profesionales y, sobre todo, empresariales e industriales.

9. Las Sectas Destructivas más peligrosas y nocivas para la salud psíquica (y, por supuesto física) de un adepto son aquellas que están dirigidas por un profesional de la salud, fundamentalmente psicólogo o psiquiatra.

10. Si las consecuencias negativas que las Sectas Destructivas realizan sobre un adepto adulto son enormemente serias, sobre un infante suelen ser catastróficas por su inmadurez e incapacidad de defenderse.

Copyright (c) 1999 por Eloy Rodríguez-Valdés (Psicólogo-Sexólogo)

 

BIBLIOGRAFÍA

1) ADFI (1993). Les Sectes: La dífinition de l'ADFI Psychologues et Psychologies (Dossier: "Les Sectes: Nouvelle aliénation"), Nº. 112, pp. 3.

2) ASSEMBLÉE NATIONALE. (1995). Rapport fait au nom de la commission des loís constitutionnelles, de la lígislation et de l'administration générale de la République sur la proposition de résolution (Nº. 1768) de M. Jacques Guyard et plusieurs de ses collégues, tendant a críer une commission d'enquéte sue les agissements liberticides de certaines associations dites sectes, par Mme Suzanne Sauvaigo, díputí. ASSEMBLÉE Nationale, commission d'enquéte (Rapport, Nº. 2091, 21 juin 1995), Paris, Francia.

3) CORTE SUPREMA Di CASSAZIONE. (1997). Scientology, rinviati a nuovo giudizio. Corte Suprema di Cassazione (Udienza pubblica dell'8 Ottobre 1997, sentenza Nº. 1329, Registro Gen. Nº. 16835/97). Roma, Italia.

4) MAYORCA, J.I. (1997). Ministerio de justicia prohibió actividades de la secta Moon en Venezuela. Dirección de Cultos ejecutó la medida. Periódico "El Universal", 14 de Septiembre de 1997. Caracas, Venezuela.

5) PARLEMENTAIRE DE BELGIQUE. (1997). Informe del Parlamento belga sobre las Sectas Destructivas. Rapport de la Commission d'Enquéte Parlementaire de Belgique. 

6) RODRíGUEZ-VALDÉS, E. (1995). Las Sectas en el Mundo. XI Symposium Internacional de Medicina Familiar. Caracas, Venezuela, 23-25 Noviembre 1995.

7) RODRÍGUEZ-VALDÉS, E. (1997). Investigación clínica sobre la influencia negativa de las Sectas Religiosas Destructivas en la sexualidad de sus ex adeptos. XIII Congreso Mundial de Sexología. Valencia, España, 25-29 junio 1 997.

8) RODRÍGUEZ-VALDÉS, E. (1998). Las Sectas Religiosas Destructivas en América Latina y en el Mundo (curso/talleres y ponencia). Congreso Mundial 'Violencia 98". Caracas, Venezuela, 22-27 Marzo 1998.

9) SINGER, M.T.; LALICH, J. (1997). Las Sectas entre nosotros. Editorial Gedisa, Barcelona.

Esotérico